Interior abuhardillado

Éste proyecto me llegó hace apenas un mes, lo acepté bastante escéptico al no saber como encararlo, la buhardilla no tenía ningún tipo de ventilación ni apertura al exterior, no había instalaciones de iluminación ni aislamiento alguno pero, si que tenía un poco de libre albedrío a la hora de realizar el diseño partiendo de las divisiones que ya había realizadas.


El target de cliente era el de una familia que quería adaptar el espacio como una zona de ocio para sus hijos, una zona donde pudiesen relajarse, jugar, estudiar y pasar el tiempo.

En ésta primera imagen podemos ver la entrada de la buhardilla, he querido encararlo todo con un toque juvenil añadiendo el azul en diferentes accesorios y textiles, así como en la pared de la entrada, el parquet de gran formato en color roble se adueña de la estancia aportándole confort y cálidez. A pesar de ser un espacio grande, las alturas jugaban a la contra así que el mobiliario se ha centrado en la sala. De esta manera se han dejado espacios de paso para acceder a todo el mobiliario empotrado de las paredes laterales.

En el dormitorio se ha trabajado la pared del cabezal de la cama igual que en la entrada, añadiendo dos puntos de luz ambiental sobre las mesitas con unas lámparas colgantes, de nuevo el color azul para unificar las dos zonas de la vivienda

En el baño el cliente quiso utilizar el revestimiento blanco que ya tenía para todas las paredes, el colo azul se ha colocado en el suelo hidráulico, acompañado con griferías negras y mobiliario en roble dotándolo a todo el espacio de un aspecto mediterráneo.

0 vistas